Archivo

Archive for 22 junio 2012

Cebada, maíz y sorgo, con nuevo destino

Imagen

El objetivo es exportar granos con valor agregado

No todo es soja. Así se podría describir la relación actual que hay entre Argentina y China. En materia de granos, el país desde el 2011 comenzó a exportar cebada forrajera y cervecera, y este año se firmó un acuerdo donde el país podrá enviar maíz y sorgo, beneficiando a la producción nacional con nuevos mercados.

La cebada es uno de los cultivos que entra en la estrategia bilateral entre Argentina-China, donde a partir del 28 de enero del 2011, la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena (AQSIQ) incluyó a nuestro país en el listado de países habilitados a exportarle el producto.

Este es uno de los protocolos firmados por el ex ministro de Agricultura y actual presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez. Así, Argentina se transformó en uno de los cinco países junto a Australia, Canadá, Dinamarca y Francia, que se encuentran habilitados para exportar.

“China importa alrededor de 800.000 t de cebada del hemisferio sur, y su principal abastecedor era Australia. Y lo que querían era tener otro proveedor alternativo”, destacó Oscar Solís, subsecretario de Agregado de Valor y Nuevas Tecnologías.

China es uno de los principales consumidores de cerveza del mundo (primer productor del mundo con 42 M de toneladas) e importa el 40% de su consumo de cebada.

Las empresas anotadas para exportar el cereal tanto internacionales como nacionales son en total 30, en las que se destacan Cargill, Nidera, Bunge, Cervecería y Maltería Quilmes , Maltería Pampa, entre otras.

Según la cartera agrícola, en el 2011 se exportó en total 1,9 M de toneladas de cebada, y China fueel tercer país de mayor destino, totalizando 225.256 toneladas, luego de Arabia Saudita, donde se exportaron 497.072 toneladas, y Brasil, con 253.045 toneladas.

Hasta abril del corriente año, en total ya se enviaron 1,9 M de toneladas, donde Arabia Saudita continúa siendo el mayor importador, con 866.915 t. Luego sigue Bélgica, donde se enviaron 304.956 t.  Hacia China se exportaron 57.453 toneladas.

Además, Solís destacó que en el protocolo sólo se exporta granos, pero está en tratativas el envío de malta con el objetivo de continuar agregando valor a los granos.

Con respecto al maíz, el Servicio Sanitario de China puso en vigencia el 28 de abril de este año la autorización para importar maíz argentino, lo que en la práctica habilita a nuestro país a iniciar las exportaciones de dicho producto al gigante asiático.

Esto es en consecuencia de que el consumo interno de maíz en China ha ido en aumento en los últimos años. En la campaña 2012/2013, según un informe de Aqsiq, se estima que las  omportaciones rondarán las 9 M de toneladas, y para el 2015/16 podrían llegar a 28 millones de toneladas.

Por su parte, en Argentina se anotaron un total de 25 empresas para exportar la gramínea, entre las que se destacan Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), Agricultores Federados Argentinos (AFA),Vicentín, Dreyfus, etc.

Por último, el sorgo es otro de los cultivos que se exportará al país asiático. En el 2011, la  exportación de sorgo a China fue de 26.500 t, y hasta abril de este año no hubo ningún embarque.

Anuncios
Categorías:Agronegocios

Trigo: en busca de calidad y rendimiento

Reinaldo Fava remarca los beneficios agronómicos del trigo

La campaña fina se caracteriza por una baja importante en la siembra de trigo y en consecuencia, el aumento de otros cultivos invernales. La cebada, la colza y las legumbres pican en punta.

Según datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la siembra de trigo bajará en un 18%, donde en la campaña 2011/12 se sembraron 4.340.000 ha (14,6 M de toneladas) y en la presente, el organismo estima un área que llegará a las 3,8 M de ha.

De todas maneras, tres productores continúan apostando y mantienen las hectáreas cultivadas, donde buscan materiales de calidad y rendimiento.

Bernardo Romano es uno de los productores que se anima a mantener la superficie de trigo con respecto al año anterior, en la cual absa su rotación en un 50% maíz, 35% trigo/soja de segunda y cebada/soja de segunda y el 15% restante, produce cultivos de cobertura (avena, vicia y centeno)/ soja de primera

Romano apuntó que ante los problemas de comercialización que hubo en el los últimos años con el trigo, están apuntando a calidad y rendimiento para poder venderlo rápidamente y financiarse para la campaña estival.

Con esta estrategia, el productor aplica toda la tecnología disponible en el mercado.

Romano implantará la variedad Klein Rayo, un trigo de grupo de calidad 1, de muy altos rendimientos y alta calidad industrial y lo sembrará a partir de la semana siguiente. También implantará Kleim Roble en ambiente malos

“Estas dos variedades es de alta calidad panadera”, resaltó.

La fertilización que aplica es microessentials 10 (nitrógeno, azufre y fósforo) a la siembra como arrancador y Solmix entre la siembra y el macollage.

“La producción del cereal hay que pensarlo junto con la siembra de soja de segunda, donde el rinde debe ser al menos de 35 qq/ha”, destacó.

El año pasado obtuvo rindes de 50 a 75 qq/ha entre las diferentes variedades que implantó.

Otro productor que mantendrá la superficie es la empresa Fava Hnos SRL, de Embajador Martini, planean sembrar la misma cantidad que el año pasado, alrededor del 35 % del área trabajada por varias cuestiones.

“Primero por mantener una rotación agronómicamente razonable y sustentable, ya que en los años complicados los lotes bien rotados marcan la diferencia”

Por otra parte se espera una caída muy importante tanto en el plano nacional como internacional de trigo, con lo cual vislumbramos una baja en las barreras comerciales que hoy tiene el cultivo.

“Además presenta una siembra de baja inversión, (en comparación con otras opciones), y en campo propio, haciendo todos los trabajos, sigue siendo una actividad interesante en un contexto agroclimático donde los perfiles están totalmente cargados de humedad”.

Entre los motivos de continuar con la misma superficie, el productor destacó que es por mantener una rotación agronómicamente razonable y sustentable, ya que en los años complicados, los lotes bien rotados marcan la diferencia.

Por otra parte, como se espera una caída muy importante tanto en el plano nacional como internacional de trigo, vislumbra una baja en las barreras comerciales que hoy tiene el cultivo.

“Además presenta una siembra de baja inversión (en comparación con otras opciones), y en campo propio, haciendo todos los trabajos, sigue siendo una actividad interesante en un contexto agroclimático donde los perfiles están totalmente cargados de humedad”, informó.

En la empresa apuntan a trigos de grupo de calidad 1, con las variedades ACA 315 y ACA 601. Los cultivos se fertilizarán a la siembra y luego decidirán en la primavera temprana si agregan alguna ayuda con nitrógeno, más que nada pensando en buscar calidad para poder comercializarlo en la molinería provincial.

“La segregación del trigo es lo que se viene, no se puede mezclar todo, ya que la molinería no solo exige proteína y gluten, sino la calidad del gluten, por lo que un trigo de grupo 1 y otro de grupo 3 podrán tener igual porcentaje de proteína, pero la calidad del gluten va a diferir y eso la molinería lo busca, y a regañadientes cada vez le queda más claro que lo debe pagar”, resaltó.

En lo que respecta a la fecha de siembra, Fava indicó que como han tenido un año inusitadamente cálido, iniciaron las labores recientemente, con posterioridad a una seguidilla de 4 a 5 heladas fuertes.

“El año pasado los rindes en la zona estuvieron cerca de los 22 quintales por hectárea, y aspiramos a repetir la misma performance este año”, informó.

Por último, Fernando de Nevares no sacó al trigo de su paleta de cultivos invernales, pero bajó la superficie. Este año sembrará 50% de cebada y el otro 50% está dividido en un 50% trigo, 25% garbanzo y 15% arveja.

“Bajamos la siembra del cereal por no tener asegurada la venta, no funciona como puente financiero ya que lo terminás vendiendo en marzo mientras vos necesitás la plata en enero”, resaltó.

Por este inconveniente, De Nevares apunta a mejorar la calidad. Sembró el 70% de ciclos largos a principios de junio: variedades de Biointa 3005 y SY 200 de Buck (grupo de calidad 2). El 30% restante son variedades de ciclo corto, que implantará después de la cebada, a fines de junio: las variedades son Arex de Don Mario y SY 300 de Buck (grupo de calidad 2).

“La fertilización no es por cultivo, sino en base a la rotación”, relató. Realiza cada dos años una fertilización de fósforo y azufre, y agrega 200 kg de superfosfato simple al voleo.

“Luego en cada cultivo agregamos nitrógeno y fósforo en base a análisis”,concluyó

Bernardo Romano mantendrá la superficie

Categorías:Agricultura

Cuidar el guardado, es cuidar el rinde

La cosecha de soja de la campaña 2011/12 ya está culminando y los rendimientos no son los esperados. Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, estimó una cosecha de soja de 39, 9 M de toneladas, un 20% menos que la campaña anterior, donde se llegó a 50 M de toneladas.

En este contexto, para no continuar perdiendo rendimientos, el cuidado del guardado de la bolsa resulta fundamental. Así lo describe Ricardo Bartosik, coordinador del Inta Precop.

Entre todos los cultivos, la campaña pasada hubo alrededor de 40 M de toneladas ensiladas, y en soja se llegóa ensilar 20 M de las 50 M, lo que significa un 40%.

Este año, Bartosik estimó que habrá 18 M de toneladas que se guardarán, basándose en el último informe de la Bolsa de Cereales (44 Mt). De esta manera, desglosó algunas recomendaciones para no continuar perdiendo rendimientos en el guardado.

En primer lugar, el coordinador del Inta Precop señaló que se debe prestar atención al lugar del armado de la bolsa. El terreno debe ser alto y no debe ser anegable, ni siquiera con una lluvia torrencial pasajera.

“El lugar debe tener una leve pendiente y debe ser firme para poder hacer una labor de embolsado para que los equipos no patinen”, destacó.

Además, el lugar debe estar limpio de rastrojo , sobre todo el embolsado de soja, ya que el rastrojo de este cultivo rompe con facilidad la parte de abajo de la bolsa.

La entrada de agua perdura hasta la extracción del grano, por lo que puede ocasionar graves pérdidas.

“No hay que elegir el lugar en el momento de la cosecha, ya que los contratistas te apuran y se arma la bolsa en el lugar más conveniente para la logística de la cosecha, pero la bolsa no perdura más de 6 meses”, sostuvo.

Una vez elegido el terreno, el armado de la bolsa es fundamental ya que sectores con aire entre la bolsa y el grano favorecen la condensación de agua y el deterioro del grano. Por consiguiente, hay que evitar pronunciadas irregularidades en la cara superior de la bolsa, por lo que se requiere un adecuado mantenimiento de frenos, neumáticos con adecuada presión y dibujo y buena sujeción de los pliegues de la bolsa en la embolsadora.

“Si se arman lomos en la bolsa favorecen la condensación de la humedad, el desarrollo de los hongos y, en definitiva, una menor calidad del grano”, indicó.

El otro aspecto importante es respetar el estiramiento máximo de la bolsa, porque si se sobreestira se hace más frágil.

“Hay que cerrar bien el extremo de la bolsa con termosellado,ya que evita la entrada de agua. La clave del almacenamiento es que la bolsa mantenga la hermeticidad”, destacó.

En caso de rotura se debe emparchar lo antes posible para detener la entrada de oxígeno, agua e incluso insectos. Si la bolsa se encuentra sin roturas, se puede plantear un almacenaje con bajo riesgo por un largo plazo (hasta 1 año), independientemente de la temperatura ambiente y del tipo de grano.

Por último, Bartosik subrayó la importancia del monitoreo de la bolsa para que el guardado de la soja sea lo más eficiente posible.

“El riesgo de almacenamiento se va a incrementar con la humedad del grano y la temperatura durante el almacenamiento”, destacó.

La humead se define en el momento de la cosecha, cuanto más seco se almacene los granos, mejor se conservarán. Y La temperatura depende de la época del año.

“Si almaceno solamente durante el invierno, la temperatura de la bolsa es baja, por lo tanto los productores pueden estar tranquilos”, señaló.

Por su parte, para el productor que pretenda almacenar en primavera, la temperatura de los granos de la bolsa va a aumentar, por lo que tendrá que almacenar estrictamente seco. Si el propósito es para semilla, la humedad de la semilla tiene que estar entre 12 y 12,5 para poder tener un alto poder germinativo.

Actualmente existen tecnologías como la medición de dióxido de carbono de la atmósfera interna en la bolsa que permite el diagnóstico rápido y preciso de los cambios en la condición de grano sin afectar la hermeticidad de la bolsa.

Es una tecnología que vienen desarrollando en el Inta hace 5 años. Si hay valores bajos de dióxido de carbono, el almacenamiento es el adecuado, pero por si alguna razón se dispara, el almacenamiento comienza a ser riesgoso

“Si hacemos las cosas bien, las mermas en bolsa son equivalentes a las mermas de un  almacenamiento en silo”, dijo.

Por otra parte, Bartosik informó que se están viendo, en bolsas de maíz del año pasado y trigo, problemas de peludo.

“Hay que mantener el pasto corto, hacer un cerco perimetral con la altura de los silos y tener un programa de control de roedores porque muerden los pliegues de las bolsas”, concluyó.

Categorías:Producción Etiquetas: ,

Inversiones para acompañar la cosecha

Planta de Mosaic en el puerto General San Martín

Una de las premisas del país es aumentar la producción de granos y llegar a alcanzar las 160 millones de toneladas al final de esta década. Así es como la fertilización es una de las patas fundamentales para producir de una manera sustentable.

En 1991 el mercado de fertilizantes era un mercado de 300 mil toneladas, en el 2011 alcanzó 3,7 M de toneladas. Si bien es una cifra significativa, la reposición de los cuatro nutrientes principales como el nitrógeno, fósforo, azufre y potasio es sólo del 27%.

En este contexto, las empresas de fertilizantes continúan invirtiendo para ampliar su capacidad de producción y logística.

“Antes se bajaba en el muelle y se usaba almacenes que quedaban cerca del puerto para guardar los productos, todo muy artesanal”, indicó Jorge Bassi, de Bunge y vicepresidente de Fertilizar.

Con el correr del tiempo, la industria de fertilizantes se profesionalizó, y de esta manera, entre todas las empresas hay suficiente capacidad de almacenaje de 5 y 6 M de toneladas de fertilizantes con alta tecnología como la incorporación de cinta transportadora, etc.

“El mercado va a seguir creciendo porque es imposible sostener la producción de granos sin nutrientes”, resaltó. Con esta iniciativa, Cuatro empresas del secto dan a conocer las últimas inversiones en el marco de la Gira Fluvial 2012 “Del campo al puerto” organizado por Fertilizar Asociación Civil.

En primer término, Bunge inauguró su terminal en el puerto de Ramallo en el 2008 y hasta la fecha ha realizado varias inversiones en todos los sectores “Se hizo un muelle para descargar granos y las primeras celdas. Luego se amplió la capacidad de almacenaje de granos y se invirtió en una industria de aceite y harina de soja”, destacó Jorge Bassi, de la empresa Bunge.

En materia de fertilizantes, la firma construyó tres naves de 80.000 t cada una y la fábrica de superfosfato simple, con una capacidad de 180.000 toneladas. En el 2013 ampliará la capacidad de producción alcanzando las 270.000 t, con una inversión aproximada de u$s15 M.

“Creemos que el mercado va a crecer y tenemos que estar preparados para abastecerlo, ya que es muy importante en la soja por el balanceo de fósforo y azufre”, sostuvo. Además informó que varias empresas están invirtiendo para abastecer Paraguay, Bolivia y el sur de Brasil.

“La fertilización en soja es escasa y se tendría que duplicar, porque la fertilidad de los suelos se está deteriorando”, afirmó. Las dos únicas empresas que producen superfosfato simple en el país son Bunge y Mosaic.

Por otra parte, en el puerto General San Martín, en San lorenzo, las empresas también se están capitalizando. En esta oportunidad, Nidera es una de las empresa que comenzó a construir su propia terminal.

Camila López Colmano, gerente de Márketing en Nidera SA, destacó que la firma invertirá u$s25 M, para dos celdas de 70.000 t de capacidad de almacenamiento para fertilizantes sólidos, un edificio de despacho para cinco manos de camiones para despachos de mezclas embolsadas o granel y cuatro manos en las puntas de las celdas para despacho de graneles puros.

Además habrá un muelle preparado para descargar los buques y los graneles sólidos de la parte norte de la cuenca del río Paraná, ya sea en granos u oleaginosas en barcazas.

“La novedad de este muelle es que contará con una grúa propia para poder independizarse de los que poseen los buques y la idea es descargar 1.200 t/hora de fertilizantes”, informó.

Así tendrá una capacidad de almacenaje de 140.000 t de fertilizante sólidos y, en un futuro, el objetivo es descargar fertilizantes sólidos, con una capacidad de 20.000 toneladas. “Calculo que inauguraremos la terminal el año próximo”, pronosticó.

Otra de las firmas que se está expandiendo al puerto de San Lorenzo es Profertil, donde invertirán u$s65 M para la construcción de una terminal con capacidad de almacenamiento de 200.000 toneladas de fertilizantes sólidos y un muelle que va a tener una capacidad de carga de 600 toneladas/hora.

“La idea es poder vender más urea con esta inversión de logística”, señaló Pablo Pusetto, gerente Comercial de Profertil. Además, podrán abastecer zonas como Santa Fe, Córdoba, Salta y Chaco, ya que desde bahía Blanca se dificulta. Pusetto destacó que el 70% de la demanda de urea se da en estos puertos y el 30% restante, en Necochea y Bahía Blanca.

“La urea la producen en Bahía Blanca y al puerto de San Lorenzo se transporta en barcos de 25.000 toneladas de capacidad”, resaltó.

Por último, otra de las empresas que está invirtiendo es Mosaic, quien inauguró la planta en el puerto de San Lorenzo en 1998, donde cuenta con 254.000 toneladas de almacenamiento entre fertilizantes sólidos y materias primas.

La empresa está invirtiendo u$s10 M para ampliar la capacidad de almacenaje de superfosfato simple donde pasará de 60.000 a 70.000 toneladas. También la firma destinó u$s4 M para el proyecto del muelle de barcaza para exportar fertilizantes a Paraguay.

“Con esta barcaza seremos más competitivos con Brasil, el principal país que abastece Paraguay”, informó Mariano Scaricabarozzi, de Mosaic.

 Nutrientes que se van, no vuelven.

Durante la jornada desarrollada de Fertilizar Asociación Civil, se hizo hincapié en la extracción de nutrientes de los suelos argentinos y la no reposición de los mismos por parte de los productores. Pablo Pusetto, gerente Comercial de Profertil y presidente de la entidad, señaló que toda la producción de riqueza es factible por que los suelos aún son fértiles, pero aclaró que este paradigma está cambiando, ya que la fertilidad se está exportando en los barcos con los granos.

“El suelo sigue subsidiando la producción de granos”, señaló. De esta manera, Pusetto declaró que a las generaciones futuras hay que dejarles suelos con aptitud productiva.

 “Hay un montón de inversión por la agroindustria granaria y la industria de los fertilizantes acompaña con la infraestructura logística para mover volúmenes cada vez más crecientes y más importantes”, especificó.

La campaña pasada se comercializó 3,7 M de toneladas, donde un 55% es fertilizante importado y un 45% de producción nacional. Pusetto destacó que de esta cifra, 1 M fue para el cultivo de soja (en un total de 18 M de ha), 800.000 t para el trigo (en un área de 4,5 M de ha) y otros 800.000 t para el maíz (también en una superficie de 4,5 M de ha). ”

El paquete tecnológico es más importante para el maíz y trigo que para la soja”, destacó. Además analizó que el 65% de los productores usa algún fertilizante en soja, mientras que el 95% de los productores aplica fertilizante en las 2 gramíneas, y las dosis son más cercanas a lo que el cultivo extrae.

“El mensaje es que si apostamos a la soja, hoy está probado que para tener buen rendimiento, la fertilización fosfatada es fundamental”, informó.

En la venta de fertilizantes hasta abril de este año hubo una caída en los despachos del 20%. De todas maneras, el presidente de Fertilizar indicó que en este momento empieza la demanda más importante para el cultivo de trigo. “En junio vamos a tener un panorama más claro”, relató

Por su parte, Graciela Cordone, técnica del Inta Casilda, realizó una comparación en los nutrientes que se llevan los granos cuando se exportan. Así detalló que en un barco de 40.000 t de granos de soja, en total se llevan 3.600 t de macronutrientes.

Esto marca que se van 8.735 t de producto, por lo que alcanza 300 camiones para transportar esta cantidad de fertilizantes. “La soja es el cultivo que más nutrientes se lleva porque se comercializa con un mínimo de 44% de proteínas. Esto se traduce en 2.400 t de nitrógeno”, indicó. Pero recalcó que parte de este nitrógeno proviene de la fijación biológica.

 “Además esta proteina es utilizada para alimento balanceado, por lo que si que quisiera utilizar como estiércol, se fertilizarían los campos chinos”, afirmó.

En cambio, en el maíz en un barco de 40.000 t se va 1 tonelada de macronutrientes y en el trigo, 1,2 t. Además, no sólo se exporta nutrientes, resaltó la técnica del Inta, sino que hay costos ocultos como el agua virtual que se saca de los suelos argentinos.

Como conclusión, Cordone, a través de un estudio de fertilizar, señaló que si consideramos los 4 nutrientes como nitrógeno, azufre, fósforo y potasio, en el año 2010 se repuso un 27%. “Pero si sacamos el potasio, con el cual los campos están bien provistos, aunque no hay que dejar de fertilizar, la reposición fue del 37%”, indicó.

Por último, Hugo Ghio, asesor/productor de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Río Negro, destacó en primera persona cómo los productores vienen nutriendo los suelos. “En fósforo venimos de una caída muy violenta en la mayoría de las zonas. Ahora no se ve tanto la deficiencia porque predomina el cultivo de soja y hoy la oleaginosa se desarrolla con niveles bajos”, especificó.

Además se hace cada vez menos maíz y trigo, por lo que a la caída de la fertilidad de los suelos no se le da la trascendencia que se debería. “A los fertilizantes no hay que mirarlos campaña a campaña, sino que deberíamos pensarlos a mediano y largo plazo. Nos estamos descapitalizando”, concluyó Ghio

Graciela Cordone, del Inta Casilda durante la recorrida por el puerto General San Martín

El puerto, por dentro En 56 kilómetros, en el puerto General San Martín de San Lorenzo hay 26 terminales, donde hay una capacidad de almacenaje de 8 M de toneladas de sólidos y 1 M de toneladas de líquidos. En el 2011 pasaron 2.450 buques, 1, 6 M de camiones, donde el 70% se dirigía a zona norte y el 30%, a zona sur, y 280.000 vagones. Además es el de mayor potencia de molienda agroindustrial del mundo, con 16 plantas, con lo cual suman una capacidad de molienda de 127.000 t/día. Entre las empresas que se destacan en el puerto, se encuentran las de fertilizantes ya mencionadas, como Mosaic, y en pleno proceso de construcción, Nidera y Profertil. También se destacan Vicentín, Toepfer, etc.

Categorías:Agronegocios, Producción Etiquetas:

Lanzan sembradora apta para colza

Carlos Baumer, socio de Indecar

La tecnología es uno de los puntos fundamentales para aumentar la producción de granos. Así es como las empresas buscan innovaciones tecnológicas para ofrecer a los productores.

En este caso, la empresa Indecar Maquinaria Agrícola comercializará una sembradora para suelos arcillosos, húmedos y con mucha cobertura, donde la siembra directa tiene complicaciones.

“Las máquinas con la unidad de siembra que se usa en el país, con dos ruedas laterales y con cuchilla a turbo, tienen problemas en este tipo de suelos”, destacó Carlos Baumer, socio de la firma ubicada en Carmen de Areco.

Esta sembradora fue desarrollada para Europa, donde se siembra en condiciones de suelos muy arcillosos y húmedos, como es específicamente en el norte de Italia, y en mucho menor grado en el Litoral y Uruguay. La sembradora es para grano fino/soja y es air drill. El sistema de siembra es por corriente de aire y la dosificación es a chorrillo.

“Dentro de esta categoría de sembradoras es muy uniforme, porque tiene dosificación y distribución individual por hilera”, resaltó.

Es una máquina chica a la medida de Europa. “En nuestro país es adecuada para pequeños y medianos productores”, resaltó. La sembradora tiene 3,885 metros de ancho de labor y 2,50 metros de ancho de transporte, aunque la separación entre hileras y su número es variable, hasta llegar a 5 metros. Hacia fines de junio desarrollarán una muestra en Urdinarrain, Entre Ríos.

Además de sembrar en suelos arcillosos, siembra en diferentes condiciones de suelos con igual eficiencia. Esta máquina se utiliza para sembrar granos finos y soja, y también colza, una característica importante de la maquinaria en donde esta oleaginosa viene creciendo de manera abrupta, ya que en esta campaña llegaría a 100 mil hectáreas.

“La colza es un grano chico que va de 8 a 15 semillas por metro lineal, dependiendo de la uniformidad de siembra de la máquina. Lo que necesita es una buena distribución, buen control de la profundidad de siembra, porque se implanta a 2 cm de profundidad”, indicó.

Uno de los cuidados más importantes para la colza es la sobrevida cuando se implanta en períodos de heladas donde la siembra directa mantiene los suelos más fríos y se producen muchas pérdidas de plántulas.

“Para facilitar la emergencia del cultivo hay que utilizar ‘barredores’ de rastrojo para dejar el suelo de la hilera descubierto y se caliente más rápido con el sol”, sentenció.

Baumer informó que este año no hubo problemas en la siembra temprana de colza porque no hubo heladas. “La colza es muy sensible al frío del estado de plántula y deja de ser sensible cuando está en estado de roseta”, rescató.

Por otra parte, el socio de Indecar destacó que fabrican máquinas más grandes, con el mismo equipamiento, y con tren de siembra con cuchillas turbo y unidades de siembra con ruedas laterales para control de profundidad, equipamiento más normal en la Argentina

“Estás también pueden sembrar colza, a la que dosifican y distribuyen correctamente la semilla, y la depositan en el surco correctamente en condiciones de siembra directa”, informó

Categorías:maquinaria agrícola Etiquetas:

La siembra de colza crecería en un 100%

José Luis Albero destacó que la siembra de colza crecerá

Ya finalizando la campaña de granos gruesos, los productores empiezan a planificar lo que será una nueva campaña. Una de los cultivos de invierno que más crecerá en superficie es la colza.

Para esta campaña, se estima que las hectáreas sembradas se van a duplicar con respecto al año pasado. Mientras que la campaña 2011-12 fue entre 45.000 y 55.000 hectáreas, para este año prevén que llegará a las 100 mil hectáreas.

Así es como José Luis Albero, director técnico de Al High Tech, destacó que la creciente siembra de cultivos especiales ayuda el conjunto de la producción porque aumenta la biodiversidad y reparte el riesgo en distintos mercados. La colza no sólo va a aumentar en las zonas tradicionales, como el sudeste de Buenos Aires, sino que se estima que crecerá en zonas núcleos productivas.

“Antes, los exportadores compraban sólo en el puerto de Quequén, pero en la actualidad comenzaron a comprar en el puerto de Rosario, haciendo más accesible esas zonas aledañas”, destacó.

En cuanto al manejo de la oleaginosa, el gerente de Desarrollo de Sursem, Horacio Bienzobas, subrayó que una buena implantación es gran parte del éxito del cultivo, además de controlar plagas y manejar los requerimientos de fertilizantes como nitrógeno, fósforo y sobre todo, azufre. La siembra de colza depende de qué materiales se utilicen, tanto si son invernales o primaverales.

Los materiales invernales son los que más tempranamente se siembran para que puedan cubrir sus requerimientos de frío y la densidad de siembra tendría que ser entre 50 a 55 plantas a lograr por metro cuadrado. Los materiales primaverales se pueden sembrar más tarde logrando entre 70 a 80 plantas por metro cuadrado.

“En siembra directa hay que tener cuidado con el manejo del volumen del rastrojo del cultivo antecesor. Es una semilla pequeña y no se debe sembrar a más de 2 a 3 cm de profundidad”, destacó.

No obstante, Albero agregó que el costo por hectárea está en el orden de 40 y 50 u$s/ha, tanto de materiales invernales como primaverales.

Por otra parte, el director técnico de Al High Tech señaló que los productores deben tener la precaución de sembrar a tiempo. Los cultivos invernales se implantan desde marzo hasta fines de abril.

“Si es la zona norte, se puede sembrar materiales primaverales hasta fines de abril y mayo, mientras que en el sur se tiene que esperar la salida del invierno para implantarlos”, afirmó.

La fertilización es otra clave para una buena producción de colza. Albero informó que el agregado de nutrientes es similar al del trigo y cebada, sólo que hay que adicionar más azufre.

Por último, señaló que hay dos factores que harían aumentar los rendimientos con respecto al año pasado: la disponibilidad de agua en el suelo, gracias a las últimas lluvias y a la tecnología del cultivo que se va afianzando.

“La colza, si parte de buena humedad, tiene la capacidad de extraer mucha agua acumulada por la profunda exploración de las raíces donde le provee más de la mitad del agua que requiere en todo su ciclo”, finalizó.

Categorías:Agricultura

Nada se pierde: estiércol convertido en biogás

La empresa tuvo que reconstruir la estructura del feedlot para el proyecto de biogás

Desde el final de las compensaciones, la actividad feedlotera ha tendido a nivelarse para reconstituir los valores de mercado.
Para esto ha atravesado en el último año la embestida del precio de la invernada y los números de rentabilidad han sido negativos.
En este período, la diferencia entre el precio de la hacienda de invernada y el gordo se emparejó, pero de todas maneras los
feedloteros necesitan ser eficientes para no continuar perdiendo rentabilidad en el negocio de engorde.
En este contexto es como Alejandro Forcada, del feedlot Combers S.A., ubicado en Tordillo, provincia de Buenos Aires, le encontró la vuelta. Desde fines del año pasado convierte el estiércol de los animales en biogás para la utilización de energía eléctrica para uso propio, y apuesta a una futura comercialización de electricidad en la red. Así es como pudo agregarle valor al sistema y reducir el impacto ambiental.
“El proyecto empezó para darle una alternativa económica al mal momento estacional que pasábamos en la actividad, y segundo
para ir mitigando el problema del impacto ambiental”, señaló Forcada.
El biogás se genera a través de la fermentación anaeróbica provocada por bacterias metanogénicas, que obtienen el metano de los purines y se acopian en una geomembrana llamada biodigestor.
Este es un sistema natural que aprovecha la transformación del estiércol (en ausencia de oxígeno) de las bacterias que habitan
en el rumen del animal, para transformar éste en gas metano y fertilizante.
La idea de Combers es llegar a los 22 biodigestores y de esta manera alimentar las usinas eléctricas para poder comercializar la energía.
El feedlot para este proyecto tuvo que reconstruirse, con una inversión muy grande. Así pasaron de un sistema tradicional de corrales, con comederos de hormigón y una plataforma de alto tránsito de 50 x 80 a corrales más pequeños de 25 x 20, con una pendiente de 1 cm por metro y lograr de esta manera una carga de 5 m2 por animal.
Además, por ahora, los corrales tienen 3,5 metros de techo, con futuro de extenderse a todo el corral.
También Forcada hace dos años tuvo que impermeabilizar todos los corrales y hacerlos de hormigón para que el estiércol quede limpio y no se contamine con la tierra.
“Antes había una plataforma de 4 metros de hormigón en los comederos, donde estaba la mayor circulación de los animales con una superficie de 30 m2 por animal”, informó.
El establecimiento, con capacidad para 20.000 animales, tiene 48 corrales con hormigón y tienen planificado llegar a 100 corrales con este sistema, el cual se estima que demorará dos años más.
La recolección del estiércol es hídrica, donde la bosta se empuja desde el piso hasta las cámaras sépticas que luego se rebombean al biodigestor.
“Nuestra idea es tener un mejor know how apuntando a eficientizar en la recolección, y de esta manera que la bosta llegue lo más rápido posible del animal al biodigestor”, indicó.
No obstante, con la electricidad en el establecimiento pudo mejorar la eficiencia al elevar la conversión de ganancia de peso diaria del animal en un 30% y bajó la mortandad en un 50%.
“Tener mejor acceso a los comederos, caminar mucho menos y en un piso totalmente fijo, produce un menor desgaste de energía en el animal”, destacó.
Dado este cambio de estructura, un animal que estaba en el feedlot 90 días promedio, arrojaba una ganancia de peso diaria de 1,2 kg. Ahora se aumenta la rotación del animal en 75 días promedio, con una ganancia de 1,5 kg por día.
Forcada remarcó que al estar estabulados los animales, la idea es en invierno, con un sistema de calderas, mantener la  temperatura ambiente en 20 grados y en verano enfriadores para mantener el hábitat del animal por el estrés de encierro. Además, incorporaron iluminación nocturna aumentando de esta manera la cantidad de horas diurnas que el animal come.
“Muchas cosas copiamos de sistemas europeos que son estabulados y sistemas de producción intensivos en otras especies (porcina y avícola), con un mix americano, y a su vez argentinizándolo”, sostuvo.
Forcada informó que la alimentación no varía, donde continúan trabajando con una dieta húmeda con el 60 y 70% de materia seca, a base de maíz con subproductos como gluten de maíz, pellets de girasol y afrechillo de trigo.
“La empresa cosecha parte del maíz que compone el alimento del ganado para abaratar su costo. Luego, los subproductos se compran a empresas de la zona”, destacó.
Dado que el feedlot empezó a incrementar lentamente su rentabilidad, Combers aprovechó la crisis para tecnificarse y seguir innovando en el mercado.

Categorías:Ganadería Etiquetas: ,