Archivo

Posts Tagged ‘trigo’

Fertilizantes foliares en trigo: tecnología para mejorar calidad en el grano

Imagen

Uno de los principales problemas que viene atravesando el trigo fue la falta de precipitaciones durante el ciclo del cultivo, lo que ya se es- tima en pérdidas de rendimiento.

Pero ante las últimas lluvias, Fernando Mousegne, coordinador del Proyecto Agrícola, destacó que los cultivos pueden recuperarse, aun los que han sufrido algún estrés hídrico durante su desarrollo.

En este sentido, recalcó los beneficios de aplicar fertilizantes foliares durante este periodo del trigo para aumentar los rindes y mejorar la calidad del grano. Como característica principal de esta tecnología, el técnico del Inta de San Antonio de Areco aseguró que la aplicación se hace junto con la agregado de herbicidas o fungicidas (en cualquiera de los dos casos hay respuestas).

“Ahora sólo queda agregar los fertilizantes foliares junto con el agregado de fungicidas”, informó.

En este contexto, el técnico del Inta señaló que “esta tecnología cobra valor durante esta campaña ya que sirven no sólo para que el trigo reaccione mejor ante el estrés hídrico que sufrieron durante su desarrollo, sino que prepara al cultivo para esté en mejores condiciones cuando el clima se revierta”, indicó.

Mousegne estuvo realizando ensayos en el Inta durante varios años y si bien continúan estudiando las respuestas de rinde, señaló que “podríamos decir que van desde un 8% hasta un 15%. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en todas las situaciones no aumentan de rendimiento”.

En este sentido aclaró que esta técnica no reemplaza la fertilización de suelo, sino que simplemente sirve para complementar una situación adversa. “La fertilización foliar es un golpe más pero no suplanta ni la fertilización nitrogenada, fosforada o azufrada necesaria para el cultivo de trigo”, recalcó.

En este sentido, señaló que la fertilización foliar es una técnica que en los últimos años empezó a avanzar entre los productores. “No está generalizada en el sistema productivo pero es un pequeño escalón más para mejorar el rendimiento, sobre todo los productores de punta”.

En cuanto al costo/beneficio, uno de los principales puntos para el productor, destacó que los productos foliares no tienen un alto valor, y al sumarle respuestas de rendimiento del cultivo que van desde entre un 8 a 15% de rendimiento, la relación es buena.

“Además la parte operativa se hace con otra aplicación de otro producto, como herbicidas y fungicidas”.

En este último punto se explayó el técnico del Inta de San Antonio de Areco. En la época de macollaje, por ejemplo, el productor realiza la aplicación de algún herbicida, junto con el fertilizante foliar mejorando el metabolismo de la planta permitiendo que la misma intercepte más radiación y, en consecuencia, generando más biomasa.

Y otro momento oportuno, según Mousegne, es cuando el cultivo está en floración y el productor comienza con las respectivas aplicaciones de fungicidas para controlar las enfermedades En este momento puede mejorar la fijación de números de granos o la calidad .

“Esto depende de la cantidad de nutrientes que tenga el fertilizante”, expresó.

Pero durante esta campaña, Mousegne señaló que los productores se atrasaron durante la aplicación de fuentes nitrogenadas en el suelo por falta de humedad.

En esta línea, los productores deben poner el foco en esta situación, y si las condiciones climáticas favorecen (días de sol) el productor podría pensar en la fertilización foliar.

En Monte Cristo, el trigo suma tecnología

La planta de acopio de Plantaflor tiene una capacidad para 3.000 toneladas

Ante los problemas para la comercialización del trigo, los productores se abstuvieron esta campaña de sembrarlo, reemplazándolo por cultivos alternativos como cebada, legumbres y colza.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la siembra alcanzará 3,7 millones de hectáreas, un 20% menos con respecto a la campaña en la cual se implantaron 4,6 M/ha.

En este sentido, los productores buscan alternativas productivas y comerciales para poder continuar con el cereal. Así es como la empresa Plantaflor, del Grupo Florensa, ubicada en Monte Cristo, Córdoba, continúa apostando en su paleta de cultivo al trigo, buscando materiales de calidad y rendimiento.

Además, la firma invirtió en tres equipos de riego para asegurar la cosecha e incorporaron una planta de acopio (4 silos de 750 toneladas) para poder comercializarlo oportunamente.

A su vez, la empresa siembra alrededor de 3.400 ha propias (en 2002 había comenzado con 700 ha) en distintas zonas de Córdoba, en la cual implanta 50% de gramíneas y 50% de soja en secano y bajo riego, donde hacen una rotación de trigo/ soja, soja/sorgo.

Con respecto a la producción de trigo, Gabriel Florensa, de Plantaflor, destacó que continúan sembrando a pesar de las dificultades, en la cual buscan materiales de punta. “Incorporamos tres equipos de riego en diferentes campos que tenemos en Córdoba para mantener los rendimientos”, resaltó.

La empresa dejó de cultivar trigo en secano por la falta de agua en los últimos tiempos. “Como es riego complementario, siempre necesitás una base y eso lo podés potenciar, pero no podés remplazar el 100% de lluvias reales”, indicó.

Florensa rescató que en el 2010 hubo un 30% menos de lluvias que en el 2009, y la campaña pasada las precipitaciones fueron un 30% menos que en el 2011, lo que significa un 60% menos de precipitaciones a la media anual de la zona.

Por este motivo, en las dos últimas campañas no obtuvieron los mejores rendimientos a pesar de aplicar toda la tecnología posible, por la marcada falta de precipitaciones que hubo en la zona. “El efecto de los equipos de riego no lo podemos decir; aún no sabemos cuál es el rendimiento real, no lo podemos asegurar”, destacó.

Con respecto a la planta de acopio, esta inversión ayuda a la empresa a guardar el cereal y luego venderlo a la molinería cuando hay buenos precios. En un comienzo compraron dos silos de 750 t cada uno y al año siguiente, incorporaron 2 silos más con la misma capacidad, de 750 t cada uno.

“Vendemos el trigo del año pasado en esta época, cuando Brasil comienza a comprar”, sostuvo. El precio que vendió el cereal fue entre u$s170 y 180.

Florensa destacó que en este momento está casi vacía, porque ante la merma en la cosecha de granos tuvieron que entregar la mercadería para cumplir los respectivos contratos.

“Utilizamos la planta para nuestra producción, no ofrecemos servicio a terceros”, especificó. En cuanto al manejo agrícola, los materiales de trigo que utilizó la empresa son ACA 303 y Kein Gavilán de ciclo largo/intermedio, y la siembra fue a fines de mayo. La fertilización depende de los análisis de suelo, pero agregan entre 120 a 170 kg/ha y 70 kg/ha de PDA.

En cuanto rendimientos en los últimos dos años, no fueron los que esperaba la firma, por la falta de lluvias.

Otro de los cultivos invernales que maneja la empresa es la cebada, en la cual también agregan toda la tecnología disponible en el mercado. Al cereal la comercializan con la multinacional Cargill, bajo contrato.

La variedad que siembran es Scarlett y la sembraron a principios de junio. La fertilización que aplican en el cereal es 100 kg/ha de urea y 60 kg/ha de PDA.

 No todos son granos

En esta unidad de la empresa realizan producción de semillas hortícolas, como acelga, achicoria, perejil, zanahoria y zapallito, en una superficie de 150 hectáreas donde para mantener la calidad varietal donde multiplican líneas puras para lo cual disponen de invernáculos y túneles y/o siembran en regiones más apropiadas.

Además, Plantaflor agregó la producción de plantines hortícolas para agregar valor a la producción de semillas hortícolas y para introducir semillas de mayor valor comercial. Además agregaron la producción de césped para comercializarlo en rollo. “Arrancamos con cuatro hectáreas y en este momento, sembramos 80. Somos la empresa líder en la provincia de Córdoba”, especificó.

Por último, incursionaron en plantas ornamentales y en una empresa para reducir, recuperar y reutilizar restos de poda y residuos industriales orgánicos. “En la nueva empresa del Grupo Florensa seremos los primeros en utilizar las tres ‘R’ que proclama el mundo desarrollado”, resaltó.